"El Calvario"
Miguel Ángel Rojo, 2007
Obra del salmantino Miguel Ángel Rojo, es un paso con una superficie de aproximadamente veinte metros cuadrados. Jesús aparece en el centro con los clavos en las muñecas y guarda un gran parecido con los cristos del Desenclavo y del Descendimiento. A su derecha Dimas, el buen ladrón aparece relativamente sosegado mientras que Gestas, a su izquierda tiene un rostro agresivo y un cuerpo retorcido. Las manos de ambos aparecen retorcidas de dolor aunque sean las muñecas las que están clavadas a la cruz además de estar sostenidas con cuerdas, los pies de los ladrones no están clavados al centro del madero sino a los cantos por los tendones de Aquiles lo que le otorga un gran dramatismo. Va situado sobre una carroza de madera rectangular de esquinas truncadas con los emblemas del sexto centenario y los evangelistas tallados en ella.