"Quinta Angustia"
Antonio de Amusco, siglo XVII
La virgen más antigua de Palencia y talla más antigua de esta hermandad, data del año 1607. Fue tallada por Antonio de Amusco que esculpió el antiguo Santo Sepulcro y Borriquilla actualmente sustituidos, a imitación de la imagen de la Virgen de las Angustias que para la cofradía vallisoletana tallara Juan de Juni. En el año 2007 y coincidiendo con su seiscientos aniversario se estrenó una nueva carroza elaborada por los propios hermanos de la cofradía que se sumó a la restauración efectuada en el año 2006. Durante muchos años esta talla desfiló con siete puñales en el corazón y una cruz con el sudario tras ella pero dado que la otra virgen de esta cofradía también tiene siete cuchillos y tras ella va una cruz similar se decidió en la restauración retirarle estos atributos para eliminar ese parecido. Más tarte, cuando se vio que la imagen perdía importancia sin la cruz volvió a ser colocada en el año 2007. Esta talla es la imagen de una María rota por las contemplación del cuerpo muerto de Cristo en la Cruz (el quinto dolor o la quinta angustia de la devoción de los siete dolores de la Virgen), Antonio de Amusco materializó esa sensación de dolor tallando una imagen de María con un rostro relativamente sosegado que contrastaba con la fuerte inclinación de su cabeza así como con la posición de sus brazos contraste típico del primer período Barroco.