Santo Sepulcro en Palencia

Por 17 febrero, 2020 Sin categoría

Si el origen de nuestra cofradía proviene de la de San Francisco, posteriormente unida a la de San Juan, queremos ahondar en el momento en que nuestra cofradía adquiere y resalta el nombre de SANTO SEPULCRO. Para ello acudimos a la ponencia defendida por el hermano José Luis emperador, a la sazón Delegado en Palencia de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, en  las Jornadas de la Orden del Santo Sepulcro, en Zaragoza, en el año 2007.

A continuación os ofrecemos unos párrafos muy significativos de la ponencia y os animamos a leerla entera en el documento que os enlazamos al final.


…En 1882 (acta de 26 de febrero, CSF,) se indica “… reunidos los hermanos de la Cofradía de Nuestro Padre San Francisco y San Juan en el Palacio de las dichas Cofradías…” . Esta identidad también se menciona en actas de la Cofradía de San Juan (1885, 1904, 1907). Es relevante cómo se menciona la solicitud de ingreso en las Cofradías de San Francisco y San Juan Bautista de forma conjunta (17 de abril de 1881 CSF y 25 de junio de 1885, CSJ,) o la necesidad de fondos ante la proximidad de la festividad de San Juan manifestada por los hermanos de San Francisco en acta de 3 de mayo de 1908. Pero más importante resulta, sin duda, la petición de permiso al Sr. Obispo por parte de los hermanos de la Cofradía de San Francisco para su incorporación como cofrades de la Cofradía de San Juan (  ) debido al escaso número de estos segundos y así poder mantenerla…

…Rafael Martínez y Enrique Gómez basan el punto de unión en el año 1913 y es cierto que este año se detalla la primera lista de hermanos de la Cofradía del Santo Sepulcro, Archicofradía de las Cinco Llagas de San Francisco y Cofradía de San Juan Bautista de la ciudad de Palencia. Sin embargo, en el mismo libro de actas y con fecha de 21 de marzo de 1912 se recoge un listado de hermanos del Santo Sepulcro. Este libro fue el último utilizado por la Cofradía de San Juan de forma separada al de San Francisco y al pie del acta de 9 de octubre de 1910 añade: “Desde esta fecha no se extenderán más actas en este libro por hacerlo en el destinado a la Cofradía de San Francisco que hoy es una misma cosa con la de San Juan”. Basándome en este pie de página considero que debemos datar la unión definitiva de las dos cofradías en 1910 y no en el trece como se mantenía hasta ahora…

…En cuanto a la denominación  de Santo Sepulcro no se debería caer en la idea de que se trata una nomenclatura nueva propuesta para agrupar a ambas, sino que este nombre no sólo es aportada por una devoción sentida y practicada por la Cofradía de San Francisco desde al menos 1586 sino que es devoción vivida en la Capilla de San Francisco, donde se encuentra el Yacente, y que hace que, en numerosas ocasiones, se aluda a la Cofradía en distintas actas como Cofradía del Patriarca San Francisco de Asís, advocación de Ntra. Sra. de los Dolores y Santo Sepulcro (1850 y 1851 y con más asiduidad desde 1861),  o Cofradía de San Francisco y Santo Sepulcro (1884). Asimismo se menciona la Capilla de la Cofradía como de Nuestra Señora de los Dolores y Santo Sepulcro (1851 y 1857). A partir de 1900 se la denomina, en las actas de la Cofradía de San Francisco, como Cofradía del Santo Sepulcro…

HERMANOS CABALLEROS DE LA ORDEN DEL SANTO SEPULCRO

A lo largo de la dilatada historia de la Cofradía nos encontramos con la pertenencia como hermanos de dos caballeros palentinos de la Orden del Santo Sepulcro que tuvieron a bien compartir, conjuntamente con nosotros, la devoción a Cristo en su Santo Sepulcro. Estos caballeros y hermanos fueron el Excelentísimo Sr. D. García Muñoz Jalón de la Revilla y Larragoiti, Conde de Castilfalé  y el Ilustrísimo Sr. D. Manuel López-Francos Robledo.

  1. García Muñoz Jalón no fue realmente palentino puesto que nació en Burgos el 8 de febrero de 1874 pero sí que se le puede considerar como tal puesto que, siendo muy joven, se trasladó a Palencia donde transcurrió la práctica totalidad de su vida. Se licenció en Derecho en la Universidad de Valladolid y su primer destino fue el de director del Banco Agrícola Monedero. El título de conde de Castilfalé le fue concedido por Pío XI en 1925. Durante el tiempo que residió en Palencia desempeñó los cargos de vicepresidente de la Excma. Diputación Provincial y la dirección de sus establecimientos de Beneficiencia. Fue también alcalde de Palencia, caballero de la Orden Militar del Santo Sepulcro nombrado en 1913. Comendador de la Orden de Isabel la Católica, senador del Reino y académico de San Fernando. Ingresó en la Cofradía en el año 1913. Falleció en Palencia el 27 de diciembre de 1948.
  2. Manuel López-Francos, por su parte, nació en Boadilla del Camino el 14 de enero de 1884. Cursó estudios con los jesuitas ubicados en el Monasterio de San Zoilo de Carrión de los Condes y al terminarlos decidió comenzar la carrera militar en la Academia de Toledo. Documentación epistolar de sus profesores le representaban como persona extremadamente inteligente, educada y trabajadora, pero, sin embargo, la muerte de su padre, D. Ricardo López-Francos y Gutiérrez-Cutre, supuso el truncar una brillante carrera militar para hacer frente a sus obligaciones al frente de la heredad familiar en Boadilla y Revenga de Campos. Ingresó en la Orden Militar del Santo Sepulcro en el año 1913. En 1916 ingresó en la Cofradía del Santo Sepulcro aceptando la invitación de ésta. Desempeñó el cargo de alcalde de Boadilla del Camino y fue diputado de su distrito. Fue hombre de una profunda y sincera religiosidad que llevó a múltiples terrenos de su vida y hasta su final que tuvo lugar en su Boadilla natal el 19 de enero de 1944.

Queda aquí su recuerdo con este brevísimo resumen de nuestra historia.

Seiscientos años de vida, de devoción a Cristo en su Santo Sepulcro y a la Santísima Virgen, deseando ensalzarlos a través de la religiosidad popular, que practicamos con nuestros defectos y con nuestras virtudes. Buscando, en todo caso, una expresión de nuestra fe que pueda encontrar un entronque con la tradición heredada gracias a  aquellos palentinos que, a lo largo de seis siglos, trabajaron por hacer “Cofradía” y engrandecerla porque de este modo también daban gloria a Dios.

De esta forma continuaremos honrando a nuestros copatronos y recorriendo las calles de Palencia en nuevas Semanas Santas, con nuestras túnicas y nuestras capas blancas, nuestro cordón franciscano y las cinco cruces bermejas del Santo Sepulcro sobre nuestros corazones, llenando de emoción y de imágenes el alma de la ciudad y mostrando la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo del modo en que lo sentimos, como una manifestación más de nuestra fe, la que nos fue generosamente regalada, la que vivimos y la que, con la ayuda de Dios, transmitiremos a nuestros hijos.


PONENCIA COMPLETA de José Luis Emperador, hermano de la Cofradía del Santo Sepulcro de Palencia y Delegado en Palencia de la Orden de Caballería del Santo Sepulcro de Jerusalén, durante las Jornadas de la Orden del Santo Sepulcro, en Zaragoza, en el año 2007.

Leave a Reply